Voluntario Espiritual

 La Organización Mundial de la Luz Divina se dedica a promover un Movimiento de Salvación Espiritual. El objetivo es ayudar a la gente a purificar su alma y cambiar positivamente su mente interna con la práctica del “Arte Espiritual de la Luz Divina”, y las “Enseñanzas de las Leyes Universales”. Deseamos que se haga realidad una civilización celestial para que el mundo entero sea lleno de amor altruista.

 Nosotros, los Voluntarios Espirituales, nos esforzamos en practicar el Arte de la Purificación en cualquier momento yen cualquier lugar en nuestra vida cotidiana. Es para expandir el círculo de la “Salvación Espiritual” a todo el mundo, basado en el “Arte Espiritual de la Luz Divina” y las “Enseñanzas de las Leyes Universales”. Nuestras actividades incluyen la visita a los Centros de Veteranos en nuestra comunidad para darles la Luz Divina a los residentes. También ofrecemos la Sesión de la Luz Divina en los hogares de nuestros miembros que viven en lugares remotos. Tenemos varias actividades en muchas comunidades.

 Por medio de practicar el Arte de la Luz Divina, no solamente el receptor, sino el practicante también recibe la Luz Divina. Es decir, cuánto más uno transmita la Luz Divina ayudando a otros, más se purifica uno mismo. A través de orar por el prójimo y poner la oración en práctica, se nos permite cultivar el corazón de ayudar y servir a los demás enriqueciendo nuestro “Amor Altruista” de forma natural, lo cual nos hace posible estar en plena sintonía con Dios. Como resultado, los mismos Voluntarios Espirituales serán los que reciben la Bendición y Salvación de Dios sin pedir.

 Se nos ha enseñado que “la alegría de ayudar y salvar al prójimo es más grande que la de ser salvado uno mismo.” Podemos sentir esa gran alegría de ayudar a otros cuando participamos en las actividades de Voluntario Espiritual. Entre más personas participan en las actividades de Salvación Espiritual llevando una vida de amor, ayudando y apoyando mutuamente, este círculo de alegría y salvación crecerá en nuestra sociedad. Nuestro deseo es que el mundo sea así de maravilloso.