En China hay un proverbio que dice: es inútil buscar pescado en un árbol. En China Antigua había un rey que planeaba la unificación del país por medio de la fuerza armada. Pero Mencio, un gran pensador chino, le aconsejó dejar su idea con este proverbio. Le dijo que la unificación por la fuerza armada acabaría inútilmente como buscar pescado en un árbol.
El rey le preguntó a Mencio por qué el uso armado era tan absurdo. Le contestó: “la búsqueda de pescado en un árbol sería inútil y sólo con esto no le daría ninguna desgracia, solamente no obtener el pescado. Sin embargo, si trataría de realizar su ambición egoísta por la fuerza armada, al fin terminaría con el resultado horrible aun con toda la fuerza”.
Podemos pescar en el mar y río, pero por más alto que subamos en un árbol, no lo obtendremos. Es decir, por más esfuerzo que acumulemos, en el caso de que la dirección, recurso y el modo sean equivocados, sería un trabajo perdido. Cuanto más nos esforzaríamos de esta manera, más terrible resultado tendríamos. Mencio querría enseñarlo a través de este proverbio.
Necesitamos el esfuerzo para cumplir una cosa. Pero no nos saldría bien si al esfuerzo le falta la dirección correcta. En ciertos casos necesitamos elegir cuidadosamente la dirección para poder llegar a la meta reconsiderando el medio y el modo que escogimos para corregir los errores. Los voluntarios japoneses quienes mostraron gran actividad en la Restauración de Meiji, estudiaban el confucianismo de Mencio. Las palabras de Mencio tienen el sentido profundo.
Él también dejó otro proverbio que dice: la gente trata de buscar la razón en la lejanía aunque está cerca. Quiere decir que la gente trata de buscar el camino que debe tomar en la lejanía expresamente. Sin embargo, más que lejos está cerca. Él dijo que es más importante que nos esforcemos con toda la fuerza por el asunto que estamos haciendo ante los ojos.
Con seguridad tendremos un éxito después de que repensemos la dirección en que estemos y nos esforcemos hacia la correcta.

Sobre El Autor