Lo más difícil para nosotros es mantener nuestra fe especialmente cuando estamos en un Periodo de Gran Desafío.

En la Bíblia, hay una historia de un hombre, Job. Era una persona muy fiel y aun Dios sí mismo le reconocía como una persona intachable y recto, temeroso de Dios.

Un día, Satanás vino a presentarse delante del Señor y le preguntó si le diera permiso de dar adversidades a Job para que pudiera probar que aun una persona fiel podría ser infiel. Como resultado, Job experimentó una serie de dificultadedes. Y finalmente empezó a criticar Dios.

Pero lo que pasó fue que Dios nunca lo abandonó.

En el final de la historia, la vida de Job dio otra vuelta completa hacia la máxima.

Como pueden ver en este ejemplo, Dios arregla cosas para que seamos prósperos al final.

A veces, Dios planea cosas que parecen difícil de superar. Pero ÉL sabe que somos capacez de superarlas.

Lo que tenemos que hacer es guardar nuestra motivaión alta con la fe completa en Dios.

ÉL está encargado de nosotros.

Sobre El Autor